Fotografía: Estudiantes del Magíster en Ecología Marina de la generación 2016, de izquierda a derecha: Camila Oyarzún y Catalina Rodríguez, ambas chilenas; los colombianos Stefanía Pérez, Daniel Esguerra y Natalia Viña; y el chileno-norteamericano Daniel Doherty.

“Y verás cómo quieren en Chile al amigo cuando es forastero” no es sólo la frase bonita de una popular canción; se trata de un lema que ha tenido históricamente un asidero en la realidad y que se aplica de gran manera a la experiencia de centenares de alumnos de postgrado extranjeros que suelen alabar la simpatía y la hospitalidad de nuestros compatriotas. En el caso de Concepción una de las características que más les ha agradado es la ferviente actividad cultural; incluyendo un destacado movimiento de danza y música afrolatina que ha sumado adeptos de países como Perú, Ecuador, Brasil, Uruguay y Colombia, coincidiendo con que la mayoría de los casos proviene de naciones latinoamericanas y ven en el folclore una manera de retornar a sus tradiciones y costumbres. La camaradería además se transforma en festejos y juntas; tal como sucede con la agrupación Ofis (Orientation for International Students) de la Universidad de Concepción; la cual tiene una suerte de comisión que se dedica a organizar actividades en conjunto. La mayoría de los extranjeros de pregrado y un creciente número de estudiante de postgrado son parte de ese grupo en la actualidad; y recientemente la Copa América se ha transformado en la excusa perfecta para compartir y disfrutar. Un ejemplo claro de esta sensación de camaradería se está dando en el Magister en Ecología Marina que dicta la Facultad de Ciencias de la UCSC. De manera similar a la promoción anterior, este año ingresaron al programa tres estudiantes de Colombia, un chileno que estudió en Estados Unidos y dos compatriotas (foto principal). Los jóvenes valoran el nivel de exigencia del postgrado, y la oportunidad de conocer sobre estas materias. Stefania Pérez, de Colombia, señaló que quiere aportar a su país aprendiendo de una zona cercana. “De aquí puedo llevar más aportes y es una oportunidad, no tengo que hablar otro idioma”, dijo. Junto con agradecer el programa de becas, que le ayuda a costear su arancel y su estadía, la joven reconoce que realizar estudios en el extranjero “es una experiencia que da fortaleza y permite crecer personal y profesionalmente. Las dificultades pueden ser extrañar a la familia, pero se conoce un lugar distinto, se obtiene un nuevo conocimiento, y se puede culminar mejor preparado que antes”, argumentó. Daniel Esguerra, también de Colombia, explicó que no en muchas partes hay especialización en Ecología Marina, y este programa, que escogió por su calidad acreditada, “permite ampliar el conocimiento en cuanto a hábitats y estudios”. Asimismo, le llamó la atención el enfoque integrativo del programa. Precisamente el área de las ciencias ha sido uno de los principales atractivos de nuestra ciudad y su oferta de postgrados para los estudiantes y profesionales del resto de Latinoamérica, caso que se da en el prestigioso Doctorado en Biología Molecular de la Universidad de Concepción. Además de alumnos de países vecinos encontramos casos de Centroamérica, en particular de México. Ese es el caso de Eder Amaury Ramírez quien conoció esta opción por una lista que circuló por distintas instituciones en México. “La ciudad y el país fueron un factor a considerar al tomar la decisión. Chile ha mostrado un crecimiento en materia de ciencias y Concepción cuenta con una universidad de gran nivel. El trato siempre ha sido de apoyo. La gente es muy hospitalaria y simpática”, comentó “En México hay muchos programas de estudios y centros científicos; pero aun así este posgrado está al mismo nivel. Los profesores son excelentes, y se da la ventaja de tener un buen ritmo de propuestas y artículos publicados”, finalizó.

Fuente: Diario Concepción