No es un misterio la escasez hídrica por la que atraviesa el mundo y Chile no está exento de este fenómeno. Motivados por esto, la Facultad de Ciencias de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC) en conjunto con el Diplomado en Planificación Estratégica de Recursos Hídricos de la misma casa de estudios, se adjudicaron un Fondo de Innovación para la Competitividad FIC-R 2022 del Gobierno Regional del Biobío.

La iniciativa se titula: “Manejo del paisaje para la seguridad hídrica”. Su objetivo es desarrollar una estrategia de manejo hídrico local, basada en el concepto de Paisajes de Conservación, que permita proveer de seguridad hídrica a las personas que habitan en sectores desconcentrados de la región del Biobío.

Un equipo interdisciplinario

El equipo está compuesto por Robinson Sáez como director, Paulina Medina como coordinadora y participan como investigadores asociados: Sergio Contreras, Pablo González, Iván Vera y Claudio Reyes.

Claudio Reyes valora la fusión entre los investigadores asociados, que vienen desde la Facultad de Ciencias UCSC y del Diplomado en Recursos Hídricos, que se implementó desde el 2022. Además, la necesidad de estandarizar aquellos sectores rurales que no están clasificados en la norma vigente.  “La problemática de los recursos hídricos es compleja, ya que aborda diferentes dimensiones. Una de las principales es el derecho humano al agua, tenemos soluciones de políticas públicas para sectores urbanos o concentrados, es decir las ciudades, para los sectores semiconcentrados que corresponden a los servicios sanitarios rurales. No tenemos una política pública para sectores dispersos que se encuentran por debajo de esta categoría”, explicó.

Paulina Medina enfatiza en la necesidad de la vinculación con la comunidad a través de la ciencia ciudadana. “La seguridad hídrica es clave, para conseguir acceso al agua y que se relaciona con la calidad de vida de las personas, su salud o alimentación, por ejemplo. Se van a tomar 20 puntos dentro de la Región del Biobío y que sean vulnerables respecto a la seguridad hídrica. Entregaremos información a las comunidades, los capacitaremos en el tema calidad de agua y les entregaremos kit para que ellos mismos realicen las mediciones” y sepan interpretar sus propios resultados de sus análisis comentó.

El académico de la Facultad de Ciencias UCSC, Dr. Sergio Contreras enfatiza en la necesidad de un trabajo interdisciplinario y las alianzas estratégicas. “La propuesta fue colaborativa entre los investigadores. La idea es vincularse con las comunidades, levantar información sobre puntos vulnerables desde el punto de vista de la seguridad hídrica, investigar sobre la calidad del agua, pretendemos educar y explicar los parámetros sobre normas de calidad de agua, entre otros”, complementó.

El proyecto iniciará en marzo del 2023 y se extiende por 12 meses. Se trabajará en conjunto a la Asociación de Municipalidades del Biobío y la Corporación de la Madera (CORMA).